Blog

Página 1 de 32

Hoy es el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido.

En Alianza Mar Blava queremos mares y océanos más silenciosos, con menos ruido submarino. Por eso rechazamos proyectos de sondeos acústicos como el MedSalt2, que además es un tapadera de la industria petrolera para la posterior exploración y explotación de hidrocarburos en la zona.

ARCHIVOS ADJUNTOS

1

El capítulo sobre el proyecto MedSalt-2 extractado de la Memoria Anual 2016 de la Alianza Mar Blava (se incluye un link a la misma) donde se condensa toda la información relevante del año 2016 sobre el proyecto, su tramitación y su vinculación con los intereses de la industria petrolera y el trabajo que hicimos al respecto desde la Alianza.

2

El documento “Memorandum of Understanding for the implementation of the COST Action “Uncovering the Mediterranean salt giant” (MEDSALT) CA15103”, que se cita en el informe anterior. Está resaltado en amarillo todo lo relevante que tiene que ver con el interés del sector petrolero en este proyecto.

Retorna es una plataforma medioambiental formada por una veintena de entidades entre las que se encuentran ONG ecologistas, sindicatos, recicladores y organizaciones familiares y de consumidores.

Su objetivo es conseguir que en el Estado español se vuelva al hábito de devolver los envases de bebidas vacíos a las tiendas, mediante un pequeño depósito que se paga al adquirir el producto y que luego se recupera al retornar el envase consumido al comercio. Esta práctica es actualmente una realidad que funciona con éxito en más de 40 países y regiones de todo el mundo.

Recuperándola aquí, conseguiremos acabar con el abandono masivo de 30 millones de latas y botellas que a diario contaminan nuestro entorno y que suponen un grave problema para nuestros mares.

De hecho, el Sistema de Depósito está considerado como una de las herramientas más eficaces para reducir la presencia de residuos en los océanos.

Por ello, Retorna es miembro de organizaciones como Seas at Risk y Break free from Plastic, y se adhiere ahora con energía e ilusión, a la Alianza Mar Blava.

Miquel Roset
Director de Retorna

En diciembre del año pasado contábamos en este blog que Francia se había convertido en el primer país del mundo en prohibir por ley la producción de hidrocarburos en todo su territorio. La ley francesa prohíbe el otorgamiento de cualquier nueva licencia de exploración de hidrocarburos por el método que sea. Las explotaciones actualmente vigentes se irán eliminando a medida que acabe su periodo concesional de manera que para el año 2040 habrá terminado totalmente la extracción de hidrocarburos en todo el ámbito territorial francés, tanto en el mar como en tierra firme.

Desde entonces otros países han dado pasos importantes en la misma dirección. Así, el pasado mes de febrero, el Parlamento irlandés aprobó una Proposición de Ley sobre “Medidas de Emergencia Climáticas” que incluye que el gobierno no podrá conceder nuevas autorizaciones para la exploración de petróleo y gas en el mar. Ya en 2017 Irlanda promulgó una ley que prohíbe el fraccionamiento hidráulico (fracking) en tierra firme.

Hace sólo unos días, el pasado 12 de abril, la primera ministra de Nueva Zelanda, Jacinda Ardern, anunció que su país ha prohibido la realización de nuevas exploraciones de petróleo y gas en las aguas bajo su jurisdicción de alta mar (la Zona Económica Exclusiva de Nueva Zelanda es la cuarta más grande del planeta).

Esta es una de las medidas dentro del plan del Gobierno neozelandés de transitar hacia un modelo energético sostenible, el cual tiene como principales objetivos conseguir que la generación de electricidad sea 100% renovable en 2035 y lograr una economía totalmente descarbonizada en el año 2050. Aunque la medida no afectará a una serie de permisos de exploración de hidrocarburos ya concedidos, cuya vigencia se prolongará durante una década más, es un gran paso adelante, coherente con los objetivos del Acuerdo de París, que ha sido celebrado por amplios sectores de la ciudadanía del país y por los grupos medioambientalistas.

Esta es una de las medidas dentro del plan del Gobierno neozelandés de transitar hacia un modelo energético sostenible, el cual tiene como principales objetivos conseguir que la generación de electricidad sea 100% renovable en 2035 y lograr una economía totalmente descarbonizada en el año 2050

Estos han recordado, por ejemplo, que la mitad de las especies de delfines y ballenas del mundo viven o recorren las aguas de Nueva Zelanda, desde especies críticamente amenazadas como el delfín de Maui hasta la ballena azul, el mamífero más grande del planeta. La medida del gobierno reduce la amenaza a los cetáceos y al resto de fauna marina de sufrir los negativos efectos del ruido submarino provocado en las campañas de búsqueda de yacimientos de hidrocarburos o de que se produzcan derrames de petróleo.

Poco a poco, el espíritu del Acuerdo de París va tomando forma en diversas normas legales, en países donde los compromisos internacionales se toman en serio. Sin embargo, aquí en España, el Gobierno sigue sin parecer comprender que es urgente tomar medidas eficaces para avanzar hacia un modelo energético sostenible, es decir inteligente, eficiente y 100% renovable, es decir completamente descarbonizado y desnuclearizado.

Es más, el Gobierno Rajoy se empeña en mantener abierta la puerta a las compañías del sector de hidrocarburos, para la exploración y explotación de hidrocarburos convencionales y no convencionales (en aguas profundas; y mediante la tecnología del fracking).

Sin embargo, aquí en España, el Gobierno sigue sin parecer comprender que es urgente tomar medidas eficaces para avanzar hacia un modelo energético sostenible, es decir inteligente, eficiente y 100% renovable, es decir completamente descarbonizado y desnuclearizado.

Así, hay que recordar que en 2017 el Gobierno, amparándose en un informe del Ministerio de Energía plagado de falsedades y que nadie se atrevió a firmar, vetó en el Congreso de los Diputados la tramitación de una Proposición de Ley del Parlamento balear (donde se aprobó por unanimidad), promovida a iniciativa de la Alianza Mar Blava, cuyo fin era que no se autorizasen nuevas actividades de exploración y explotación de hidrocarburos en el mar Mediterráneo.

El veto salió adelante en la Mesa del Congreso, donde debía tomarse la decisión de aceptar o no el veto del Gobierno, gracias al apoyo de los representantes del grupo parlamentario de Ciudadanos en ese órgano, pese a que éste grupo previamente se había manifestado completamente a favor de su tramitación. Otras 62 proposiciones de ley presentadas a lo largo de la legislatura por los grupos parlamentarios de la oposición o por parlamentos autonómicos han sido bloqueadas siguiendo ese mismo mecanismo. Como aquella que perseguía la eliminación del “impuesto al Sol”, proposición de Ley que fue promovida por todos los partidos de la oposición, incluido Ciudadanos, aunque luego él mismo, incoherentemente, se vetó a sí mismo en la Mesa del Congreso.

El argumento de Ciudadanos era que no podían oponerse legalmente a los vetos del Gobierno, pese a informes de los letrados de la cámara que aducían lo contrario. Ahora una sentencia del Tribunal Constitucional certifica que la Mesa de la Cámara puede rechazar los vetos si los considera infundados o si, por ejemplo, afectan a ejercicios presupuestarios futuros (y no al que está en vigor). Ahora Ciudadanos no podría escudarse en que no podía oponerse en la Mesa del Congreso a los vetos del Gobierno a las Proposiciones de Ley, como las ya citadas. Quizá ahora la situación cambie y se puedan levantar esos vetos.

El Gobierno y todos los partidos políticos deben entender que seguir apostando por la exploración y explotación de combustibles fósiles solo sirve para obstaculizar la inevitable transición hacia un modelo energético sostenible al tiempo que exacerba los conflictos, alimenta la corrupción, amenaza la biodiversidad, limpia el agua y el aire e infringe los derechos de los Pueblos Indígenas y las comunidades vulnerables, como sostiene la Declaración de Lofoten.

Ver artículo original en 20minutos

El Ayuntamiento de Ibiza, en colaboración con la Alianza Mar Blava, ha organizado para mañana viernes 20 de abril unas conferencias sobre la problemática de las prospecciones de hidrocarburos y el ruido submarino.

Las conferencias serán impartidas por la Dra. Natacha Aguilar, investigadora experta en el estudio de la ecología de los cetáceos, con especialización en los de buceo profundo, como los zifios y calderones, algunas de cuyas especies se encuentran presentes en nuestras aguas mediterráneas, utilizando técnicas muy avanzadas.

Mañana viernes 20 de abril a las 10:30 horas, la Dra. Natacha Aguilar se pone a disposición de los medios de comunicación en el Espacio Cultural Can Ventosa (Avda. Ignasi Wallis, 26).

Su especialización en bioacústica marina le ha permitido ampliar su campo de investigación también al estudio de la incidencia de la contaminación acústica sobre otros organismos marinos, tales como larvas de invertebrados. En estos campos tiene una amplia trayectoria científica integrada en grupos de investigación internacionales punteros. Antes y después de leer su tesis doctoral con mención Europea, en la Universidad de La Laguna, ha llevado a cabo numerosas estancias en laboratorios de diversos países de Europa y en Estados Unidos, y desarrollado diversos proyectos sobre las temáticas mencionadas; la última estancia de larga duración la realizó en un laboratorio marino de la Universidad de Auckland, Nueva Zelanda, con un contrato Marie Curie del 7º Programa Marco europeo.

El viernes por la mañana la conferencia será impartida a más de un centenar de alumnos de Bachillerato de los IES Macabich, Santa María, Blancadona y sa Colomina, en el espacio cultural de Can Ventosa, de 11 a 13:30 horas. Por la tarde, la conferencia se repetirá, en un acto abierto a todo el público, de 18:00 a 20:30, en el centro multicultural Es Polvorí. En ambos casos se proyectará el documental “Sonic Sea”, que versa sobre las causas, efectos y soluciones al problema del ruido submarino

Para más información:
• Sandra Romero, Ayuntamiento de Ibiza, 676 75 85 72
• Carlos Bravo, Coordinador del Secretariado de Alianza Mar Blava, 626 99 82 41.

Página 1 de 32
© 2018 Alianza Mar Blava