LA ALIANZA MAR BLAVA SOLICITA AL MAGRAMA EL ARCHIVO DEFINITIVO DEL PROYECTO DE SONDEOS ACUSTICOS DE SPRECTRUM GEO LIMITED EN EL MAR BALEAR

Nuevos datos científicos demuestran que el daño fisiológico producido por el ruido en el mar se alcanza a umbrales más bajos de lo hasta ahora documentado

La Alianza Mar Blava ha solicitado al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) que informe negativamente y proceda al archivo definitivo del proyecto de sondeos acústicos de la compañía Spectrum Geo Limited en el mar Balear dado que causará impactos ambientales muy negativos, así como daños económicos directos a la pesca e indirectamente al turismo, y puesto que las medidas correctoras propuestas por la empresa no servirán para evitar estos impactos.

No obstante, si el MAGRAMA decidiera que el citado proyecto debe ser sometido al procedimiento de evaluación de impacto ambiental, la Alianza Mar Blava solicita que:

  • En primer lugar, se devuelva el estudio al promotor para su reelaboración subsanando las numerosas deficiencias detectadas y con la obligación de asumir las conclusiones de todos los estudios citados en las alegaciones de la Alianza Mar Blava, estudios que Spectrum no ha tenido en cuenta. Además, el nuevo documento ambiental deberá incluir la alternativa cero pues en el estudio de alternativas presentado en la memoria ambiental no se ha reflejado esta alternativa.

  • En segundo lugar, que se incluya la evaluación ambiental de este proyecto en un procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental estratégica con el resto de proyectos de prospección sísmica en fase de tramitación: “Golfo de Valencia”, “Ampliación de Casablanca” y “Golfo de León” (éste último, archivado recientemente por incumplimiento de plazos, pero que podría volver a ser presentado por el promotor).

Hay que recordar que el proyecto de Spectrum es una actividad previa a un programa de búsqueda de petróleo en el lecho marino de la región balear para su explotación. Los impactos a evaluar, por tanto, deberían incluir todas las operaciones relacionadas, como se está haciendo en proyectos similares en Europa. Por ejemplo, en Dinamarca y Groenlandia, donde con una Evaluación Ambiental Estratégica de las actividades de hidrocarburos en el área Wes Disko se ha evaluado todo el ciclo de vida del petróleo.

  • En tercer lugar, dado que el permiso no responde a una campaña exploratoria, sino a una campaña de investigación que buscar yacimientos de hidrocarburos explorables comercialmente, deberá requerirse al promotor la correspondiente autorización administrativa y deberá presentar un programa de operaciones en el que se incluyan todas las fases del proyecto.

  • Finalmente, en virtud del Convenio de Espoo, sobre evaluación de impacto ambiental en un contexto transfronterizo; la Directiva europea Directiva 2011/92/UE, relativa a la evaluación de las repercusiones de determinados proyectos públicos y privados sobre el medio ambiente; y la Ley de Evaluación de Impacto Ambiental, dada la posible afección ambiental transfronteriza sobre aguas sobre las que Francia tiene jurisdicción, debe consultarse a las autoridades de Francia, a través del Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación, sobre si desean participar en el procedimiento de evaluación de impacto ambiental.

El proyecto de sondeos acústicos promovido por Spectrum Geo Limited, denominado “Campaña sísmica 2D en áreas libres del Mediterráneo noroccidental – mar Balear”, se realizará sobre una superficie de 14.000 km2, acercándose a tan solo 31 km al este de la Costa Brava en la península y a 20 km al este de la costa Balear (ver mapa adjunto, al final del comunicado ). La campaña sísmica durará aproximadamente 22 semanas, divididas en dos periodos de 12 y 10 semanas.

La escala de valores de presión acústica de las emisiones de los sondeos acústicos variaría desde los 160 dB a los 235 dB, según reconoce el documento ambiental presentado por Sprectrum. Este en un nivel de ruido que causará inevitablemente daños graves a una amplia serie de mamíferos, quelonios, peces e invertebrados.

Precisamente, nuevos datos científicos demuestran que el daño fisiológico producido por el ruido en el mar se alcanza a umbrales más bajos de lo hasta ahora documentado. En efecto, en el mes de diciembre de 2013, la Asociación Nacional Oceanográfica y Atmosférica (NOAA) de los Estados Unidos ha publicado el documento “Borrador de Guía para evaluar los efectos de los sonidos antropogénicos en mamíferos marinos” que introduce nuevos conocimientos y sugiere nuevos indicadores para la evaluación de los daños del ruido de origen humano en cetáceos.

Esta Guía define un nivel de decibelios al cual la capacidad de oír de diferentes mamíferos marinos es dañada de forma permanente, con la clasificación de “Nivel A de daño” (de acuerdo con la Ley de Especies en Peligro y de Protección de Mamíferos Marinos de este país). El umbral más bajo para daños temporales en la capacidad auditiva se ha establecido por el NOAA en 146 dB –mucho menor que el reconocido hasta ahora y reflejado en el informe de Spectrum- en medio marino, acumulativo para cetáceos expuestos a fuentes de ruido impulsivas bajo el agua (como las que generan los airguns).

El documento ambiental de Spectrum realiza una aproximación lineal, aislada y temporal a temas cuyas interrelaciones son de sobra conocidas en ecología y cuyo tratamiento debe ser holístico, por lo que puede ser clasificado de incompleto y simplista.

El documento de Spectrum describe de forma somera e incompleta los ecosistemas y las especies que se encuentran en la zona objeto del estudio; presta escasa atención a la morfología, batimetría e hidrodinamismo de la región objeto de estudio –incluso con errores en terminología y nombres de importantes accidentes geográficos; presenta un escaso y reducido apartado referente a los impactos generados por el ruido, demasiado escaso y anticuado en un proyecto como el que nos ocupa que se basa en la exploración empleando explosiones; realiza una referencia aislada a diferentes espacios protegidos o en vías de protección en relación con la zona de actuación y las posibles afecciones a los mismos, y minusvalora los impactos aun cuando éstos se tratan de forma aislada. Todo ello lleva a que la identificación de impactos potenciales de la operación sísmica en el mar Balear sea claramente insuficiente.

Gran parte de las medidas correctoras propuestas no tienen correlación directa con evitar o minimizar el impacto en muchos casos, y en otros tan sólo describen obligaciones legales y administrativas que cualquier empresa que realice este tipo de actividades tiene que cumplir.

El documento de Sprectrum no refleja la importancia extrema que la buena salud de los ecosistemas tiene en esta región del Mediterráneo en particular para los sectores de la pesca y el turismo, y por tanto, para la mayor parte de la población de las Islas Baleares.

Además el documento obvia que estos sondeos acústicos producirían una importante afección a la avifauna marina: impactos asociados a la disminución grave de sus recursos tróficos por afección a la cadena alimentaria, al núcleo de huevos y estadios larvarios de especies de peces y a poblaciones de peces sobre los que estas especies de aves se alimentan, al menos durante un ciclo reproductor completo. En el caso concreto de la Pardela balear (especie en peligro crítico de extinción) se puede hacer peligrar la supervivencia de esta especie dado su carácter crítico y su carácter endémico.

Tampoco se ha estudiado los posibles impactos sobre el bien declarado por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad: las praderas de Posidonia oceánica del Parque natural de las salinas de Ibiza y Formentera, ubicado a escasos 25 km. La UNESCO determina que cuando exista posibles efectos incluso indirectos tiene que haber un análisis y evaluación concreta sobre esta variable.

FIN DE COMUNICADO

Para más información: Jaume Estarellas (670 748 418) o Carlos Bravo (626 998 241)

Campaña sísmica 2D en áreas libres del Mediterráneo noroccidental – mar Balear

Campaña sísmica 2D en áreas libres del Mediterráneo noroccidental – mar Balear
(Fuente: Spectrum, elaboración USR, 2013)

© 2017 Alianza Mar Blava