España protegerá el Corredor Mediterráneo de Cetáceos

El corredor marítimo que se extiende por el Mediterráneo entre la península Ibérica y Baleares, considerado una zona de especial interés para los cetáceos, gozará finalmente de protección, según ha propuesto la delegación de España durante la vigésima Conferencia de las Partes del Convenio de Barcelona, reunida en Tirana (Albania).

El área será protegida con el nombre Corredor de Cetáceos del Mediterráneo y quedará incluida en la lista de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (ZEPIM), como ha destacado en una nota informativa el Ministerio de Agricultura, Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA).

“Se trata de una decisión que permitirá reconocer el valor regional de este enclave de alto valor para los cetáceos y la protección de cuatro especies de corales de aguas profundas”, dice el ministerio. El anuncio lo ha efectuado Raquel Orts, directora general de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del MAPAMA.

Satisfacción

“Esta decisión era ampliamente esperada en España y a nivel internacional debido al altísimo valor ecológico de este espacio”, ha destacado la Alianza Mar Blava, que impulsaba la protección. La zona no solo es de gran interés como paso migratorio del rorcual común hacia sus áreas de cría y alimentación en el norte del Mediterráneo, como se sabe desde hace décadas, sino también por ser hábitat y zona de alimentación para una gran diversidad de especies de cetáceos (rorcual común, cachalote, delfín mular, delfín listado, delfín común y especies de cetáceos buceadores de gran profundidad como el calderón gris, el calderón común y el zifio de Cuvier) y para otras especies de fauna marina como la tortuga boba y diversas aves.

El futuro de las prospecciones

La Alianza Mar Blava da por hecho que la declaración supone el fin de los proyectos de prospecciones petrolíferas, pero en cualquier caso avanza avanzado que en 2018 seguirán trabajando para lograr el archivo “definitivo” de varios proyectos de prospecciones que todavía amenazan el Mediterráneo. “Hasta que no veamos en el BOE que se archivan definitivamente, vamos a seguir vigilantes y vamos a trabajar para que el corredor de cetáceos tenga un buen plan de uso y gestión”, ha declarado Carlos Bravo, portavoz de la asociación.

Con la declaración del Corredor de Migración, el 3% de las aguas marinas de España pasan a tener algún tipo cobertura legal de protección y se convierte así en uno de los países mediterráneos con mayor superficie marina protegida.

El ministerio ha destacado que sobre la futura declaración como área marina protegida del Corredor de Cetáceos del Mediterráneo, cuyo trámite de información pública y oficial finaliza este mes de diciembre, “las partes contratantes del Convenio de Barcelona han dado la bienvenida a la propuesta española de declararla Zona Especialmente Protegida de Importancia para el Mediterráneo y han reconocido el valor regional y la sólida base científica con la que cuenta este área para su inclusión en este prestigioso listado internacional durante la próxima Conferencia de las Partes”.

También cuatro corales

Por otro lado, en la sesión del pasado lunes España anunció también su propuesta de incluir cuatro especies de corales profundos Anthozoa en el Anexo II del Protocolo de Zonas Especialmente Protegidas y Biodiversidad, lo cual supone el compromiso vinculante de todos los Países de velar por la protección de estas especies en toda la cuenca mediterránea.

Ver artículo original en El Periódico, por Antonio Madridejos

© 2013-2018 Alianza Mar Blava