La quimera del oro negro en el mar Balear

Sorprende la justificación de las exploraciones marinas de hidrocarburos que hace la empresa Capricorn Spain Ltd. en la exposición de motivos de su informe. Lo mismo que el Ministerio de Industria. Argumentos basados en primer lugar en la dependencia energética y la vulnerabilidad a situaciones geopolíticas excepcionales, y en segundo lugar a que es una actividad económica adicional que no tendrá efecto sobre el Turismo. A la primera cuestión se podría decir que es más propia de los nacionalismos económicos de los años 30 del siglo pasado, unos años de convulsiones en que los países establecieron grandes barreras al comercio y a la inversión y necesitaban depender de sus propios recursos. También a los años de la guerra fría en que los riesgos de situaciones extremas eran posibles, o incluso como respuesta a los Shocks del Petróleo de los años 70. De todo esto se ha aprendido y en el mundo de hoy hay pocas barreras a los intercambios. La liberalización del comercio y la inversión ha sido espectacular y ha hecho posible que hoy vivamos en un mundo en que los mercados y la producción están globalizados. Ahora lo importante es ser competitivos, especializarnos en lo que mejor podamos hacer. Es la productividad, la innovación y el conocimiento lo que nos permitirá crecer económicamente y vivir mejor. La clave no está en la producción de materias primas, la clave está en ser competitivos. Más aún si la producción de esta materia prima es a costa de un producto competitivo consolidado como es el Turismo. La exploración marina de hidrocarburos cerca de Ibiza genera una fuerte presión sobre el medio ambiente, un aumento generalizado en gastos de seguridad, unos fondos financieros necesarios para compensar económicamente en caso de vertidos o daños, y una repercusión sobre la imagen del destino Ibiza y Balear que hay que evaluar y que el Estudio de Impacto Ambiental no tiene en cuenta, que elevarían el coste social de la actividad. En este caso estamos ante un caso claro de fallo de mercado que no tiene en cuenta las externalidades negativas de la actividad (que se definen como influencia negativa de esa actividad económica sobre otros agentes o actividades). El coste social sería por tanto superior al coste privado de la actividad, puesto que incluye a éste y también a los costes derivados de la contaminación, eliminación de residuos y compensación económica por los efectos de la destrucción de la imagen de estos destinos turísticos, además de sus efectos ecológicos y económicos sobre la pesca y la navegación. Los costes serían mayores que los beneficios.

En cuanto a su efecto sobre el Turismo. El desarrollo de los microprocesadores ha permitido crear una Audiencia Global a bajos precios, transmitiendo la información instantáneamente por todo el globo. Las noticias sobre las prospecciones petrolíferas cerca de las playas y costas de las islas Baleares, entra en las mentes de la población mundial potencialmente turística por muchas vías y de forma instantánea, cambiando la imagen que se tiene de ese destino. Sólo el mero anuncio de la exploración y futura explotación de hidrocarburos en el Mar Balear cerca de Ibiza y Formentera está generando ya impactos sobre la Imagen del destino Ibiza y del destino Formentera de una potencia inimaginable. Mientras este estudio de Impacto Medioambiental y Económico de las prospecciones petrolíferas en el Golfo de Valencia no se realice con todas las garantías científicas, es una irresponsabilidad la concesión por parte del Estado de estos permisos.

El artículo La quimera del oro negro en el mar Balear salió publicado en el suplemento EL ECONÓMICO en la edición de Mallorca de Última Hora el viernes 28 de febrero 2014 y en Ibiza en la edición de El Periódico del domingo 2 de marzo 2014.

Tomas Mendez La quimera del oro negro en el mar balear

TOMÁS MÉNDEZ REYES

  • Doctor en Economía por la Universidad Complutense de Madrid.
  • Postgrado de Economía en la London School of Economics.
  • Trayectoria profesional como:
    • Profesor de Economía en las siguientes Universidades: Universidad Complutense de Madrid, Universidad de Valencia, Universidad de las Islas Baleares, Escuela Universitaria de Turismo de Ibiza, UNED.
    • Economista del Banco de España, del Instituto Nacional de Estadística, del Instituto de Desarrollo Económico y del Ministerio de Comercio.
    • Director General de Programación Económica de la Comun¡dad Autónoma de las Islas Baleares
    • Consejero de Finanzas del Consejo Insular de Ibiza
    • Director de la Escuela de Turismo de Ibiza
© 2017 Alianza Mar Blava