Alianza Mar Blava pide opción cero para sondeos sísmicos

LA ALIANZA MAR BLAVA PIDE CONTEMPLAR LA OPCIÓN CERO PARA LOS SONDEOS SÍSMICOS

El Ministerio de Medio Ambiente procederá a desarrollar un Estudio de Impacto Ambiental para la primera fase de exploración de hidrocarburos que pretende realizar la petrolera Cairn Energy

 

La Alianza Mar Blava ha sido informada por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente de que se someterá a Estudio de Impacto Ambiental la primera fase de trabajos de exploración de hidrocarburos – sondeos sísmicos – de la empresa Cairn Energy frente a la costa de Ibiza y Formentera. Este hecho implica que habrá un proceso de participación pública y de alegaciones en el que la Alianza Mar Blava y sus partes anuncian que participarán presentando alegaciones.

Costa Albarca. © Hazel Morgan

Costa Albarca. © Hazel Morgan

Además, la Alianza pide que se contemple la opción cero en el Informe de Análisis Ambiental que está realizando la empresa promotora y sobre el que se alegará, es decir que se analice e incorpore la posibilidad de que no se realice el proyecto debido a sus impactos ambientales, sociales y económicos. En este supuestode opción cero, la Alianza Mar Blava recuerda que no habría ninguna obligación de indemnización para la empresa.

Desde la Alianza se entiende que someter a Estudio de Impacto Ambiental los sondeos sísmicos es la única forma aceptable de proceder no sólo porque así lo dicta la ley sino debido a los potenciales efectos perjudiciales sobre especies en peligro de extinción, a la gran cantidad de zonas protegidas que podrían verse involucradas y a la fuerte oposición social e institucional demostrada en las respuestas a la consulta pública previa realizada por el mismo Ministerio el pasado mayo.

Además, la Alianza pide que se respeten los plazos y derechos de los implicados a presentar alegaciones, sin presiones tanto políticas como económicas para acelerar la toma de decisiones del Ministerio, mermando el valor de los procedimientos ambientales.

Los sondeos sísmicos o adquisición sísmica consiste en disparar unos cañones de aire comprimido remolcados por un buque de forma continua a largo de las 24 horas del día, los siete días de la semana, durante un periodo total de unos cuatro meses. Estas explosiones causan fuertes ondas sonoras que penetran hasta 7.000 metros bajo el lecho marino, parte de estas se refleja y se desplaza de nuevo hacia la superficie para ser registrada por hidrófonos llamados “streamers”. Esta información proporciona a los geólogos de la petrolera detalles de las formaciones rocosas situadas debajo del lecho marino. Las ondas acústicas utilizadas en este tipo de pruebas tienen una intensidad de 10 a 100 mil veces superior a la de un motor de avión a reacción.

De igual forma se producen cambios en el comportamiento de la fauna y se reducen las capturas de pescado durante las labores. Todos ellos elementos que pueden llevar a tener impacto sobre, por ejemplo, las poblaciones de cría de la Pardela balear (Puffinus mauretanicus): especie endémica del archipiélago en peligro de extinción. La reducción drástica de las poblaciones de peces de la zona, derivada de los daños y molestias producidas por el impacto acústico de las actividades sísmicas, puede determinar una merma importante de los recursos tróficos en una de las principales zonas de alimentación del contingente reproductor de las principales colonias de Pardela balear a nivel mundial ya que el 90% de la población mundial se encuentra en las zonas de cría ubicadas en las islas Pitiusas y muy próximas a la zona de prospección.

 

Además, la Alianza Mar Blava, celebra la reacción de la Comisión Europea que recientemente ha pedido a las autoridades españolas información acerca de las medidas planeadas para garantizar que las prospecciones submarinas de Cairn Energy en el golfo de Valencia respeten la legislación ambiental europea. Especialmente por lo que se refiere a la contaminación acústica de las aguas.

 

Por todo ello, la Alianza Mar Blava:

  • insta al Ministro de Medio Ambiente a que no conceda autorización ambiental para el proyecto, empezando por la denegación del permiso para realizar su primera fase de investigación (los denominados sondeos acústicos).
  • solicita que se tengan en cuenta las importantes repercusiones ambientales, sociales y económicas del proyecto en caso de llevarse éste a cabo, en el proceso de Evaluación de Impacto Ambiental (EIA) así como contemplar la opción cero.
  • exige, a su vez, que se evalúen de forma conjunta la totalidad de las diferentes fases prospectivas y no sólo la fase de estudios sísmicos. Considera que es importante remarcar la necesaria relación entre todas las fases y que no es lógico empezar el proceso si los impactos de la última fase de explotación son indeseables. Además, el conjunto de estas fases pueden determinarimpactos acumulativos y sinérgicos sobre la misma zona de afección.
  • defiende además la necesidad de evaluar los efectos acumulativos de todos los proyectos de pozos de hidrocarburos en la costa mediterránea de España mediante una Evaluación Ambiental Estratégica.
  • destaca que según las directrices de la Unión Europea, la eficiencia energética, el ahorro y las energías renovables son la respuesta a los importantes desafíos comunes: la reducción de la dependencia energética y la mitigación del cambio climático. No así el impulso a nuevas instalaciones de extracción de petróleo. El potencial combinado de estos tres factores es mucho mayor que el de las posibles reservas de hidrocarburos en España, con la ventaja añadida de que esta opción supone un riesgo cero y una capacidad de generación de empleo muy superior.

 

Fin del comunicado

 

Contacto de prensa: Sara Pizzinato, Coordinación Secretariado Alianza Mar Blava, 652624607

© 2017 Alianza Mar Blava