MAR BLAVA HA ENVIADO SUS APORTACIONES AL PROYECTO DE ORDEN MINISTERIAL DE INCLUSIÓN DEL CORREDOR DE CETÁCEOS A LA LISTA ZEPIM Y APROBACIÓN DE UN REGIMEN DE PROTECCIÓN PREVENTIVA

COMUNICADO DE PRENSA
24 de mayo de 2017

El Ministerio de Medio Ambiente realizó una fase de consulta previa a interesados

MAR BLAVA HA ENVIADO SUS APORTACIONES AL PROYECTO DE ORDEN MINISTERIAL DE INCLUSIÓN DEL CORREDOR DE CETÁCEOS A LA LISTA ZEPIM Y APROBACIÓN DE UN REGIMEN DE PROTECCIÓN PREVENTIVA

La Alianza Mar Blava ha participado en la fase de consultas previas del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) sobre el proyecto de Orden Ministerial por la que se propone la inclusión del Corredor de migración de cetáceos de la demarcación marina levantino-balear en la Lista de Zonas Especialmente Protegidas de Importancia para el Mediterráneo (Lista ZEPIM) en el marco del Convenio de Barcelona, así como la aprobación de un régimen de protección preventiva para ese espacio marino

Mar Blava valora positivamente que por fin se haya puesto en marcha el proceso de elaboración de esta Orden Ministerial, ya que ésta era una demanda que la Alianza llevaba realizando reiteradamente al MAPAMA desde hace meses.

El Protocolo ZEPIM del Convenio de Barcelona establece que, para formalizar la propuesta de inclusión de un espacio marino en la Lista ZEPIM, deben cumplirse dos requisitos previos:

  1. Que en el espacio marino estén presentes algunas de las especies incluidas en la Lista de especies en peligro o amenazadas del Anexo II del Protocolo ZEPIM, para las que se deberá garantizar su mantenimiento en un estado de conservación favorable.
    Todas las especies de cetáceos y tortugas marinas que utilizan las aguas de este Corredor están incluidas en la Lista de especies en peligro o amenazadas del Anexo II del Protocolo ZEPIM.
    [También están incluidas en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial regulado en el artículo 56 de la Ley 42/2007 y desarrollado por Real Decreto 139/2011, de 4 de febrero. Además, el rorcual común, el cachalote común, el calderón común, los delfines mular y común y la tortuga boba son especies catalogadas en la categoría de “vulnerable” dentro del Catálogo Español de Especies Amenazadas creado en el seno del Listado de Especies Silvestres de acuerdo con el artículo 58 de la Ley 42/2007].
  2. Que el espacio disponga de un régimen de protección reconocido por la Parte interesada, en cumplimiento con el Anexo I del Protocolo

Así pues, con el fin de asegurar la protección de esta zona marina y cumplir al mismo tiempo los requisitos establecidos en el Protocolo ZEPIM y en la normativa española, es necesario establecer un régimen de protección preventiva frente a aquellas actividades que pudieran poner en riesgo sus valores naturales y ello hasta la aprobación de su plan de gestión en el plazo máximo de tres años a contar desde el momento en que este espacio marino sea incluido en la Lista ZEPIM.

En ese sentido, Alianza Mar Blava, en su documento de aportaciones al proyecto de Orden Ministerial, ha explicitado al MAPAMA que es urgente establecer un régimen de protección preventiva del Corredor de migración de cetáceos frente a las prospecciones de hidrocarburos y otras actividades lesivas para los cetáceos y demás fauna marina (así como para los recursos pesqueros), como son las campañas de adquisición sísmica (sondeos acústicos), grandes productoras de ruido submarino.

Este Corredor se encuentra seriamente amenazado por una serie de proyectos en tramitación, por un lado, de adquisiciones sísmicas para la exploración de hidrocarburos y, por otro, de permisos de investigación de hidrocarburos solicitados por diversas compañías petroleras en este ámbito territorial.

En concreto, debemos citar el proyecto de sondeos acústicos de la compañía Spectrum Geo Limited en el mar Balear, así como los permisos de investigación de hidrocarburos (PIH) “Nordeste 1” a “Nordeste 12” solicitados en el golfo de León por la compañía Capricorn Spain Ltd (filial española de la petrolera Cairn Energy) y PIH el denominado “Medusa”, solicitado por cuatro compañías petroleras frente a las costas de Tarragona, cuyas superficies de actuación se solapan espacialmente en gran medida con el citado Corredor de Migración de Cetáceos.

Por ello, de llevarse a cabo estos proyectos, se generaría indudablemente un impacto ambiental crítico e irreversible sobre las poblaciones de cetáceos y otras especies marinas, dado que este tipo de proyectos son la mayor fuente de ruido submarino actualmente existente. La contaminación acústica submarina pone en riesgo la supervivencia de las poblaciones de fauna marina, especialmente las de los cetáceos, debido a la especial fisiología de éstos que dependen del sonido para el desarrollo de todas sus actividades como su orientación espacial, alimentación, reproducción y cría.

Además, no debemos olvidar que el propósito final de todos estos proyectos es extraer petróleo o gas en el subsuelo marino, en aguas profundas, por medio de plataformas petrolíferas en alta mar. Proyectos de la misma naturaleza que el que ocasionó el mayor vertido de crudo de la historia: el de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum en el golfo de México, el 20 de abril de 2010, que provocó un desastre ambiental y económico sobre la pesca y el turismo, cuyos negativos efectos se prolongarán durante décadas.

El Mediterráneo es un mar cerrado. En caso de un accidente en una plataforma petrolífera o en el transporte de hidrocarburos, las abundantes corrientes, profundas y superficiales, propias de este mar, trasladaría la contaminación con facilidad de una zona a otra, multiplicando sus efectos negativos sobre sus ricos ecosistemas y su variada y notable fauna y flora.

Debido a la existencia de estas amenazas ambientales, ha sido y es un objetivo fundamental para la Alianza Mar Blava conseguir que este Corredor de migración de cetáceos sea declarado ZEPIM a la mayor brevedad posible, es decir en la Conferencia de las Partes del Convenio de Barcelona que tendrá lugar en Tirana (Albania) en diciembre de 2017.

Para consolidar ese proceso, Alianza Mar Blava ha instado en los últimos años a diferentes entidades e instituciones para que manifestaran su apoyo a esta iniciativa de protección. Entre los apoyos logrados hasta la fecha pueden citarse:

  • Gobierno de las Islas Baleares y Gobierno de Cataluña
  • Parlamento de las Islas Baleares (por unanimidad), Congreso (por mayoría) y Senado (por mayoría)
  • Consells insulares de Mallorca, Menorca, Formentera e Ibiza (por unanimidad)
  • Ayuntamientos baleares de Palma, Artá, Porreres, Santa Eugènia, Inca, Ibiza, Santa Eulalia del Rio, Sant Antoni de Portmany, Sant Josep de Sa Talaia y Ciutadella (todos ellos por unanimidad) así como el de Barcelona (por mayoría)
    Entidades científicas y de conservación: Sociedad Española para la Conservación y Estudio de los Mamíferos (SECEM), Instituto Cavanilles de Biodiversidad y Biología Evolutiva y Departamento de Zoología de la Universidad de Valencia, Asociación Tursiops, Associació Cetácea, Asociación en Defensa de la Fauna Marina (PROMAR), Centro de Estudios y Conservación de Animales Marinos (CECAM), Sociedad para el Estudio y la Conservación de la Fauna Marina (AMBAR)
  • ONG ecologistas de ámbito estatal: WWF España, Seo/BirdLife, Greenpeace España, Ecologistas en Acción y Amigos de la Tierra.

FIN DE COMUNICADO
Para más información, llamar a: Carlos Bravo (626 99 82 41), Joan Carles Palerm (635 67 68 41) o Jaume Estarellas (670 74 84 18).

Archivos adjuntos

[AMB] [DGSCM MAPAMA] [fys] Alegación consulta pública Orden Ministerial reg pr (pdf 4.1 MB)

© 2017 Alianza Mar Blava