GREENPEACE Y LA ALIANZA MAR BLAVA EXIGEN AL GOBIERNO CENTRAL QUE PONGA FIN A LAS PROSPECCIONES DE PETRÓLEO

Acción de protesta esta mañana en la sede de Cairn Energy en Edimburgo 

Greenpeace registra en la Delegación del Gobierno la Declaración de Impacto Ambiental negativa que Ibiza y Formentera reclaman

Hoy a bordo del buque Rainbow Warrior, en el puerto de Ibiza, la Alianza Mar Blava y Greenpeace han detallado las consecuencias catastróficas para el medio ambiente, la economía y la sociedad balear que tendrían las prospecciones petrolíferas en aguas del Mediterráneo.

En la rueda de prensa, Greenpeace ha presentado las conclusiones del informe “Petróleo No, ni aquí ni allí”, en el que se explica cómo salir de la dependencia de los combustibles fósiles apostando por las energías limpias y renovables.

El modelo energético actual que se pretende perpetuar en nuestro país nos lleva irremediablemente a seguir dependiendo de las energías sucias. Es urgente un cambio de modelo energético”, ha declarado Julio Barea responsable de campaña de Greenpeace. “La demanda de toda la sociedad civil e instituciones de Baleares en contra de las prospecciones es un aviso al Gobierno de España, quien sigue empecinado en defender los intereses particulares de las petroleras frente al general de la ciudadanía”, ha añadido.

Por su parte, la Alianza Mar Blava ha recordado que actualmente hay una serie de proyectos de prospecciones petrolíferas en el área balear-levantino-catalán, que prácticamente rodean el archipiélago balear. El propósito final de estos proyectos es extraer petróleo en el subsuelo marino, en aguas profundas, por medio de plataformas petrolíferas en alta mar. Son proyectos de la misma naturaleza que el que provocó el mayor vertido de crudo de la historia: el de la plataforma Deepwater Horizon de British Petroleum en el golfo de México, el 20 de abril de 2010, que tardó tres meses en poder ser controlado

La sociedad balear ha manifestado de forma rotunda y unánime el rechazo a estas prospecciones. Por ello, y por los elevados impactos ambientales y socioeconómicos que generarían, demandamos que sea emitida una Declaración de Impacto Ambiental (DIA) negativa del proyecto de sondeos acústicos de Cairn Energy en el golfo de Valencia”, ha declarado Mª Ángeles Marí, portavoz de la Alianza Mar Blava. “Estas prospecciones petrolíferas se pueden evitar. El Gobierno central dispone de suficientes herramientas jurídicas y argumentos ambientales para paralizarlas desde su primera fase, sin que ello genere derechos de indemnización al promotor”, añadió Marí.

Las protestas de Greenpeace frente a la sede de Cairn Energy en Edimburgo en solidaridad con Alianza Mar Blava

Las protestas de Greenpeace frente a la sede de Cairn Energy en Edimburgo en solidaridad con Alianza Mar Blava

En ese sentido, Greenpeace ha hecho entrega hoy en la Delegación del Gobierno de España en Ibiza de una copia de la Declaración de Impacto Ambiental negativa de este proyecto de Cairn Energy, tal y como la sociedad y las instituciones baleares reclaman. Una DIA negativa que no ha sido esta vez dictada por la compañía petrolera, sino que se ha elaborado basándose en los informes y alegaciones presentados por organismos e instituciones baleares y por varios departamentos del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (MAGRAMA) como la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar. Esta Dirección General, además de reconocer los graves impactos medioambientales de las prospecciones, planteó la necesidad de la realización de una Evaluación Ambiental Estratégica que incluya el ámbito de la demarcación marina levantinobalear, lo que permitiría analizar todas las potenciales afecciones, teniendo en cuenta tanto las actividades de adquisición sísmica, como las de exploración y las de explotación de hidrocarburos.

Además, esta misma mañana activistas de Greenpeace han realizado en Edimburgo una acción de protesta en la sede central de la petrolera Cairn Energy en solidaridad con la Alianza Mar Blava. Los planes de la petrolera amenazan el futuro del turismo, la pesca y numerosas especies amenazadas y en peligro de extinción. Ibiza y las Islas Baleares son bien conocidas por muchos británicos como uno de los destinos turísticos más bellos y populares en el Mediterráneo. Las aguas que rodean Ibiza y Formentera son Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO debido al extraordinario valor de las praderas de Posidonia oceanica que allí existen.

“Cairn Energy trata de buscar petróleo en el Ártico, y Greenpeace se ha opuesto a sus planes con éxito a pesar de las amenazas y la intimidación por parte de la empresa. Ahora quiere trasladar sus operaciones al Mediterráneo. Es por eso que hoy estamos vinculando la sede de Cairn Energy en Edimburgo con el buque insignia de Greenpeace, Rainbow Warrior, actualmente en Ibiza para apoyar a las Baleares en la oposición a los planes de la petrolera“, ha declarado Imogen Michel, responsable de campaña de Greenpeace Reino Unido desde Edimburgo.

Fin del comunicado
Mª Angels Marí, portavoz Alianza Mar Blava, 654 988 950
Carlos Bravo, Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava, 626 998 241
Julio Barea responsable de campaña de Greenpeace España, 626 998 253

© 2017 Alianza Mar Blava