MULTIPLES ERRORES Y DEFICIENCIAS EN EL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL DEL PROYECTO DE PROSPECCIONES MEDSALT-2

logo alianza mar blava

COMUNICADO DE PRENSA

21 de agosto de 2018

Según se desprende del informe de la Dirección General de Costas del MITECO

MULTIPLES ERRORES Y DEFICIENCIAS EN EL ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL DEL PROYECTO DE PROSPECCIONES MEDSALT-2

Mar Blava critica la falta de rigor científico de la documentación presentada por OGS para la evaluación de impacto ambiental del proyecto MedSalt-2

El informe de la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar del Ministerio para la Transición Ecológica (MITECO) que desaconseja la realización del proyecto MedSalt-2 de sondeos acústicos con cañones de aire comprimido (airguns) por su elevado impacto ambiental, revela también importantes errores científicos y múltiples deficiencias en el Estudio de Impacto Ambiental y anejos presentado por el promotor, el Instituto Nazionale di Oceanografía e di Geofisica Sperimentale (OGS) di Trieste (Italia).

Es importante recordar que OGS pretende llevar a cabo entre los meses de octubre y diciembre su campaña de prospecciones en el área marina comprendida entre las islas de Ibiza y Mallorca y al sureste de Ibiza y Formentera, en aguas entre 100 m y 2.800 m de profundidad.

En el Estudio de Impacto Ambiental y en el anejo sobre los cetáceos presentes en la zona a prospectar, el promotor (OGS) insiste en que la presencia de cachalotes, rorcuales comunes, tortugas bobas y aves marinas en dicha zona no coincide con el periodo de la adquisición sísmica MedSalt2 (es decir, entre octubre y diciembre).

Sin embargo, la Dirección General de Sostenibilidad de la Costa y del Mar (DGSCM) desmiente de forma categórica esas afirmaciones, aportando para ello abundantes datos científicos.

Por ejemplo, al respecto de los cachalotes, la DGSCM dice: “No obstante, esta Unidad tiene constancia de la presencia continua del cachalote en el canal de Mallorca y sur de las islas de Ibiza, Formentera y Mallorca”.

Con respecto a la tortuga boba, la DGSCM afirma: “La presencia de tortuga boba es por tanto continua a lo largo del año en aguas de Baleares, no existe estacionalidad.”

Da la impresión de que la documentación aportada por OGS está fuertemente sesgada para tratar de ajustar sus conclusiones a sus intereses particulares, aunque eso sea a costa de poner en riesgo las poblaciones de especies de fauna marina legalmente protegidas”, afirmó Carlos Bravo, Coordinador del Secretariado Técnico de la Alianza Mar Blava.

Esa manipulación de la información dice bastante poco del rigor científico del promotor del proyecto MedSalt-2”, añadió Bravo.

Además, la DGSCM ha detectado numerosas deficiencias en el anejo relativo al modelo acústico (derivado del uso de los cañones de aire comprimido) de tal modo que concluye que “En consecuencia, debido a los aspectos comentados, existe un alto grado de incertidumbre en cuanto a los resultados presentados en el anexo I del modelo acústico, lo que obliga a tomar dichos datos con cautela”.

DATOS ERRÓNEOS SOBRE LA FAUNA

Cachalote

La DGSCM deja en evidencia los fallos de la documentación presentada por OGS con respecto a la presencia de cachalote en la zona donde esta entidad quiere llevar a cabo sus prospecciones. Así la DGSCM apunta a que en su documentación el promotor dice que “El área de estudio sísmico se centra en una primera zona con baja probabilidad de presencia de cachalote (entre Mallorca e Ibiza y Formentera) y en una segunda zona de alta probabilidad de presencia de cachalote (el sur de Ibiza y Formentera). Sin embargo la presencia de los cachalotes ha sido definida como estacional para los meses principalmente de verano, por lo que no coincide con el periodo de la adquisición sísmica MEDSALT 2”.

A ese respecto la DGSCM dice que: “No obstante, esta Unidad tiene constancia de la presencia continua del cachalote en el canal de Mallorca y sur de las islas de Ibiza, Formentera y Mallorca, que ha sido confirmada a través de varios estudios científicos realizados en los últimos años que no aparecen recogidos en el Estudio de Impacto Ambiental”. Al respecto cita varios proyectos científicos de 2015 y 2016 que han confirmado la presencia continua de cachalote en toda el área donde está proyectado realizar la adquisición sísmica del proyecto Medsalt2.

Rorcual común

La DGSCM también critica que OGS haya obviado la presencia de rorcual común en el área donde se pretenden hacerlas prospecciones en el otoño, cuando diversos estudios de 2015 y 2016 sí avistaron ejemplares de esta especie. Así la DGSCM dice que Por lo que no debería descartarse su presencia en esta zona durante esta época y su presencia debería ser tenida en cuenta en el Estudio de Impacto Ambiental, debiéndose utilizar un hidrófono con elementos de baja frecuencia, además de los elementos de media y alta frecuencia que se señalan”.

Tortugas marinas

Con respecto a la presencia de tortugas marinas en el área de prospecciones, de nuevo OGS en su Estudio de Impacto Ambiental (EsIA) parece obviar la información científica disponible en beneficio de sus intereses. Así, como señala la DGSCM, en el EsIA se dice que en la Demarcación marina Levantino-Balear las tortugas son frecuentes de marzo a mayo y su presencia es ocasional el resto del año. Sin embargo, afirma al DGSCM: “Ni los censos aéreos de tortugas marinas realizados por la Universitat de Barcelona y la Universitat de Valencia en esta demarcación marina ni la telemetría de ejemplares de tortuga boba desarrollada por diferentes equipos de investigación en aguas de la demarcación revelan estacionalidad alguna en el número de ejemplares presentes. Lo que sí sucede es que las tortugas pasan más tiempo en superficie entre marzo y mayo, pero eso no significa que haya más individuos. En general las tortugas pasan gran parte del tiempo sumergidas, y especialmente en los meses fríos. La presencia de tortuga boba es por tanto continua a lo largo del año en aguas de Baleares, no existe estacionalidad.”

Aves marinas

La DGSCM informa también de fallos relevantes en el EsIA del promotor con respecto a la biología de las aves marinas. Así, hay que recordar que OGS quiere hacer las prospecciones entre octubre y diciembre. La DGSCM indica que “aunque en el EslA se menciona que [en el periodo octubre-diciembre] ha finalizado la época reproductora de la mayoría de aves marinas, hay que tener en cuenta que hasta finales de octubre no finaliza el período reproductor de la pardela cenicienta (Calonectris diomedea). A finales de octubre comienzan por tanto los pollos a abandonar las colonias, por lo que se trata de un periodo sensible para esta especie en las aguas baleares. Hay que señalar además que en noviembre se empiezan a preparar los cormoranes moñudos (Phalacrocorax aristotelis desmarestii) para la reproducción, iniciando ya el celo en diciembre. Se trata de una especie buceadora que puede alcanzar profundidades de más de 50 metros para alimentarse. Por otro lado, a partir de diciembre llegan a las aguas de Baleares individuos de frailecillo atlántico (Fratercula arctica), especie cuyas poblaciones europeas se encuentran en declive. El frailecillo es otra ave buceadora que puede superar incluso los 80 m de profundidad para alimentarse y que utiliza las aguas de Baleares durante la invernada”

El promotor ignora el mapa de áreas sensibles para cetáceos de las islas Baleares

El promotor en su EsIA ignora una publicación científica disponible desde 2011 en la que, con la información aportada por la Dirección General de Medio Rural y Marino del Govern Balear, se elaboró un mapa de áreas sensibles para cetáceos a tener en cuenta en el caso que tuvieran que realizarse prospecciones sísmicas en aguas circundantes a las islas Baleares. La DGSCM confirma que “Gran parte de las líneas sísmicas proyectadas en este estudio [MedSalt-2] quedan dentro de las áreas designadas como sensibles a cetáceos”, definiéndose, como especies sensibles, entre otras, todas las especies de la familia ziphiidae, en particular zifio de Cuvier, el cachalote, el delfín mular y el rorcual común. Cita la DGSCM que en ese documento se recoge que “Las autorizaciones emitidas por los Ministerios para las operaciones de prospección sísmica marina deberían impedir permanentemente las actividades en áreas de presencia de especies de cetáceos sensibles y en áreas marinas protegidas”.

DEFICIENCIAS EN EL MODELO ACÚSTICO

Como es sabido, el proyecto MedSalt-2 ya se tramitó en 2016 y entonces el Ministerio de Medio Ambiente denegó, mediante una Resolución de 29 de julio de ese año, la autorización ambiental simplificada que solicitaba el promotor (OGS) debido a los impactos adversos significativos en el medio ambiente que el proyecto podía provocar. Pese a ello, OGS decidió persistir en su intento de llevar a cabo sus prospecciones para lo que solicitó en 2018 la reactivación de la tramitación del proyecto, lo que ocurrió el pasado mes de abril.

En el marco de aquella tramitación del año 2016, la Dirección General de Sosteniblidad de la Costa y del Mar emitió su informe preceptivo sobre el proyecto MedSalt-2 en el que se pedía al promotor subsanar una serie de deficiencias. En su último informe de julio de 2018, la DGSCM afirma que algunas de esas deficiencias se han resuelto pero otras no. Por ejemplo en relación al modelo y datos acústicos dice la DGSCM: “Sin embargo, hay otros aspectos de importancia que, o bien no se justifican suficientemente, o bien presentan la misma argumentación que se planteaba en la documentación de 2016, sin explicar por qué se sigue considerando válido dicho planteamiento”.

Tras una explicación detallada al respecto de las deficiencias de la documentación del modelo acústico (ver a continuación algunos aspectos) la DGSCM concluye: “En consecuencia, debido a los aspectos comentados, existe un alto grado de incertidumbre en cuanto a los resultados presentados en el anexo I del modelo acústico, lo que obliga a tomar dichos datos con cautela”.

  • Sobre la potencia de los cañones de aire comprimido, aunque el promotor dice que la ha disminuido, la DGSCM constata que el promotor sigue utilizando los datos del proyecto de 2016. Dice la DGSCM: “En la documentación de 2016 la fuente de máxima potencia era 4×250 cU.in frente a 4×210 cU.in propuesta en 2018. Sin embargo, en muchos epígrafes se continúa presentando cálculos y tablas que constantemente hacen referencia a la fuente 4×250 cU.in, algunas veces para comparar la diferencia en cuanto a la fuente máxima propuesta inicialmente y la actual, y otras veces, parece que no se ha hecho una actualización cuidadosa del Anexo I de la documentación. Este aspecto ha generado que la revisión de la documentación realizada se haya hecho con una gran cautela, ya que no se puede tener total seguridad de los datos presentados”.

  • Sobre las zonas del área de estudio: “En el informe de esta Dirección General de 2016 se solicitó mayor detalle sobre el modo en el que se diferenciaron las 4 zonas del área de estudio, detallando configuración y nivel de fuente en cada una de ellas. En la documentación presentada se intenta dar respuesta a esta cuestión, aunque se siguen identificando elementos que no subsanan las carencias identificadas”.

  • No se explica por qué si la fuente acústica 1×60+1×210 es adecuada para fondos de hasta 2700 m de profundidad en la zona 2 cuyas batimetrías representativas, según la tabla 7 del Anejo 1, son F MEO, D_DEEP Y F DEEP, no resulta también adecuada para la zona 3 que presenta las mismas batimetrías representativas, y la zona 4 con las batimetría D_DEEP y F DEEP”.

  • Sobre la limitación de la potencia de los cañones de aire comprimido, afirma la DGSCM: “Aspectos como éste se solicitaban aclarar pero siguen sin explicarse suficientemente”.

  • En relación al perfil de velocidad del sonido, dice la DGSCM: “Dado que no se explica ni en qué mes del año 2015, ni el punto geográfico de la zona de estudio donde se obtuvo el perfil de velocidades empleado, que deberían corresponderse con los meses de octubre a diciembre, y con el ámbito espacial cubierto por las actividades informadas, no se pueden considerar válidos los cálculos presentados”.

  • Respecto a los umbrales recomendados por NMFS y NOAA, en el informe de esta Dirección General se indicó que deberían utilizarse los recogidos en la publicación más reciente de este organismo, fechado en julio de 2016, pero se continúa citando una fuente no actualizada”.

FIN DE COMUNICADO

Para más información: Carlos Bravo, Coordinador del Secretariado Técnico (626 99 82 41).

Archivos adjuntos

© 2013-2018 Alianza Mar Blava